Avisar de contenido inadecuado

Cesky Krumlov, como en un cuento de Hadas

{
}

 TAGS:undefined

Este pequeño pueblo de cuento de hadas en la República Checa es Patrimonio de la Humanidad en 1992. Praga me encantó pero ya sabía que me iba a gustar, sabía que me iba a encontrar. Sin embargo, aparecí en Cesky Krumlov al azar y fue tal la sorpresa y la impresión que me llevé, que considero de ley dedicarle unas líneas.

 

 A unos 170kms de Praga, es una ciudad medieval muy bien conservada delimitada por las aguas del rio Moldava que la rodean gracias a un gran meandro. Callejuelas estrechas, empedradas y limpias, una noria de madera sobre el río, el castillo en la colina, flores de colores adornando los alféizares de las ventanas, casas con fachadas de colores y tejados de teja ... la vista se desorienta sin saber dónde fijarse una vez cruzas la gran arcada

 TAGS:undefined

RECOMENDACIONES

  • La población apenas habla inglés, más bien alemán. Pero con la buena voluntad de sus gentes de alguna manera conseguirás comunicarte. No te desesperes.
  • No dejes de subir hasta el castillo, las vistas merecen la pena el esfuerzo.
  • Si quieres alojarte un par de noches, el hotel Dvorak es un buen lugar.


 CURIOSIDADES

  • En Junio (entre el 18 y el 20 ) se celebra la Fiesta de la rosa de los cinco pétalos. Durante estos dias la ciudad retrocede unos cuantos siglos, se viste de época, monta un mercadillo medieval y disfruta de actividades como teatro callejero, malabaristas, muestra de oficios, espadachines, malabaristas, espadachines y música en abundancia.

INFORMACION ADICIONAL

{
}

Álbum de fotos de Cesky Krumlov, como en un cuento de Hadas

2 de 2

Ver fotos de Cesky Krumlov, como en un cuento de Hadas

{
}

Comentarios Cesky Krumlov, como en un cuento de Hadas

Os recomiendo en  Cesky Kumlov un restuarante que es a la vez una especie de muuseo. Es el restaurante el molino de Krumslov (Krumlovsky Mlyn).
Está muy bien situado junto al río y al pié del castilllo.
Mientras coméis o cenáis veréis las "picias" de los que bajan en piragua unas pequeñas cataratas del río, justo enfrente de la bonita terraza del restaurante.
Comida Checa.

No olvidéis pedir la cerveza local Eggeberg.
Pasear tranquilamente y a cualquier hora por sus calles, es una auténtica delicia.
Curiosamente iba en un coche alquilado en Praga y me multaron, poniendome el "cepo" en una rueda delantera. Fui al cuartelillo de la policía local, pagué una pequeña multa y me lo liberaron sin problema. Me dijeron que pusieron el cepo porque para un volvo S80, su grúa no lo podía llevar, je je. O sea, que me libre de verlo desaparecer por los pelos.

Hasta llegar, desde Praga, me sorprendió las pocas autopistas que había, casi todo eran carreteras, eso sí, hay que decir que el paisaje es una bonita mezcla entre la Toscana y el norte de España. Durante muchos kilómetros, la carretara estaba rodeada de impresionantes nogales, y gente hacendo las labores del campo, recogiendo hierba etc.

Saludos.
JAVIER JAVIER 23/06/2009 a las 12:18
Una de las ciudades más bonitas de Europa, a la que precisamente esta semana le hemos dedicado un post en nuestro blog.

Deja tu comentario Cesky Krumlov, como en un cuento de Hadas

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre